Art. 590

Set Uñas Francesas

Incluye 1 esmalte Blanco Francia (C38), 1 esmate Vía Láctea (C39) y 1 plancha de stickers con formas curvas y rectas.


COMPRAR

Exhibidores

Art. 8590

Bandeja Set Uñas Francesas

x 12 unid

Acerca de este producto

Porque nuestros esmaltes son 11 Free

La fórmula convencional de los esmaltes está compuesta por una serie de componentes químicos y no todos ellos son óptimos para ser utilizados en nuestro cuerpo. A nivel mundial, cada vez existe más preocupación por lo que ingerimos o lo que le aplicamos a nuestra piel, y los esmaltes no están libres de estos avalúos.
Nadie quiere esparcir químicos nocivos sobre sí mismo, por lo que nuestra fórmula es 10-Free. Lo que significa que son libres de 10 componentes que se ha demostrado que son perjudiciales para la salud.
Los esmaltes de uña convencionales lamentablemente son tóxicos. Estos contienen ingredientes que han sido clasificados como carcinógenos y disruptores hormonales, que incluso han sido prohibidos en varios países de Europa y Estados Unidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Estos son especialmente peligrosos para los niños, adolescentes y mujeres embarazadas, pero afectan a todo el mundo por igual.
La OMS cuenta con una agencia especializada en la investigación sobre el cáncer, la International Agency for Research on Cancer (IARC). Una de sus funciones es clasificar las sustancias según su relación con el cáncer; dentro de las sustancias clasificadas se encuentran los componentes que hemos eliminado de nuestros esmaltes.
A continuación les explicamos el concepto y los riesgos de cada componente.

1. Libre de formaldehido
Uno de los ingredientes en el esmalte de uñas es el formaldehído. Este químico se usa por sus propiedades conservantes, es utilizado como endurecedor. Sin embargo, el formaldehído puede causar efectos peligrosos para la salud. Provoca tos e irritación de la garganta, problemas en la piel. Además, tanto la OMS como la IARC consideran que existen suficientes evidencias que prueban la relación de esta sustancia con determinados tipos de cáncer. El formaldehído también es perjudicial cuando entra en contacto directo con la piel. La irritación en la piel y las erupciones se producen por la exposición a esta sustancia química.

2. Libre de tolueno
Es un líquido transparente e incoloro que se utiliza como disolvente. En los esmaltes de uñas favorece que la textura sea lisa, brillante y sin grumos. Lo malo es que aspirado puede provocar somnolencia, dolor de cabeza o, si estamos expuestos a él de forma continuada, daños en el sistema nervioso, insuficiencia renal y hepática y daños en el feto. Además, organismos como la Agencia Europea de Químicos (ECHA) apuestan por su limitación para evitar riesgos, especialmente cuando el tolueno se encuentra presente en el entorno laboral, como en fábricas o salones de manicura.

3. Libre de resina de formaldehido
Son polímeros empleados como plastificantes o agentes de suspensión. En los esmaltes se utilizan para endurecer la fórmula y lograr mayor adherencia a la uña. También aumenta la duración y el brillo del esmalte. Sobre los posibles daños, hay diferentes opiniones y la información no es tan clara como en otros ingredientes. Algunas investigaciones lo etiquetan como tóxico y puede generar reacciones alérgicas y dermatitis de contacto.

4. Libre de alcanfor
El alcanfor es un buen ejemplo de un ingrediente natural con el que hay que tener cuidado. De hecho, está prohibido desde los años ochenta en Estados Unidos vender productos con más de un 11% de alcanfor en la fórmula. Se emplea como plastificante en lacas y barnices. También como conservante en cosméticos y productos farmacéuticos. Es muy inflamable y puede causar mareos, náuseas y dolores de cabeza. Si bien en los esmaltes no se utiliza una gran cantidad, en grandes dosis el alcanfor puede ser venenoso, causar ataques, confusión, irritabilidad e hiperactividad neuromuscular.

5. Libre de dibutilftalato
Este es un químico aditivo plastificante y solvente utilizado en los esmaltes de uñas y pinturas de labios. Aportan flexibilidad, brillo y evitan que los esmaltes se astillen. Al ser absorbidos con facilidad por nuestro cuerpo y al ser inhalado, puede dar náuseas, mareos, hasta ser un disruptor hormonal o endocrino. Interfiere en el funcionamiento del sistema hormonal suplantando las hormonas naturales, bloqueando su acción y disminuyendo o aumentando sus niveles. Los DBP también han sido vinculados a la pubertad precoz en las niñas, los problemas uterinos en las mujeres, el cáncer testicular, bajo contenido de esperma en hombres altamente expuestos y, a largo plazo, puede causar daño renal y hepático. Los efectos son diferentes en el embrión, el feto o en el adulto. Muchos médicos ya avisan a las embarazadas que no utilicen cualquier esmaltes de uñas. A prolongadas exposiciones puede causar efectos inmediatos como náuseas, vómitos, dolores de cabeza y mareos.

6. Libre de parabenos
Los parabenos son un grupo de productos químicos muy utilizados como conservantes en productos cosméticos y en especial esmaltes de uñas. Se emplean para impedir eficazmente el crecimiento de microorganismos. Para evaluar si la forma en que se están utilizando actualmente es segura, el Comité Científico de Seguridad de los Consumidores ha revisado en repetidas ocasiones, a lo largo de los años, los datos científicos sobre sus posibles efectos para la salud. Estudios experimentales han demostrado que la toxicidad de estos parabenos es por lo general baja y que no provocan cáncer. Sin embargo, se ha demostrado que pueden alterar el equilibrio hormonal del organismo, una acción que se conoce como disruptoraendorcrina. La principal preocupación con respecto al uso de parabenos en cosméticos es el potencial de algunos de ellos para actuar como hormonas en el cuerpo, más concretamente, como estrógenos, la hormona sexual femenina.

7. Libre de triclosan
El triclosan se caracteriza por ser un químico que actúa como agente bacteriano y fungicida. Un ingrediente que se produce en un alto volumen, que se utiliza como bactericida en productos de cuidado personal. Según se publicó en «PNAS» en el año 2012, a raíz de diferentes investigadores de la Universidad de California en Davis y de la Universidad de Colorado (en Estados Unidos), el triclosán dificulta las contracciones musculares a nivel celular tanto del músculo cardíaco como de las fibras musculares. Es decir, el uso de triclosán afectaría la función muscular y cardíaca, actuando como un potente depresor cardíaco.

8. Libre de xileno
Es un derivado del benceno. Se encuentra en muchas sustancias de uso industrial y doméstico, y en los esmaltes se emplea como disolvente. La intoxicación con xileno puede ocurrir cuando alguien ingiere la sustancia, inhala sus vapores o cuando entran en contacto con la piel. Los daños son similares a los producidos por el tolueno: dolores de cabeza, mareos, fatiga, náuseas, irritaciones en la piel e incluso insuficiencia renal y hepática.

9. Libre de ingredientes animales
Para la fabricación de los esmaltes tradicionales se utiliza el sebo, que se obtiene del ganado bovino, comúnmente de la vaca o carneros u ovejas; de él se extrae el ácido oleico, componente de los esmaltes. El sebo o el ácido oleicono no son componentes tóxicos o dañinos para el cuerpo, pero sin duda alguna comprometemos a los animales al utilizar sus grasas para beneficio de la cosmética. Por esta razón, nuestros esmaltes son libres de componentes animales y podemos afirmar que son veganos. Libres de crueldad animal.

10. Libre de fragancia
Nuestra línea de esmaltes está libre de fragancias artificiales, de esta forma, obtenemos un producto con menos olor, mucho más suave y amigable con nuestro olfato, lo cual también previene irritaciones.

11. No testeado en animales.